María Enriqueta García Riva

La vida es una eterna negociación: pues entonces Negociemos