Rubén Gonzalo Fernández Delgadillo

Porque abordar los conflictos permite: pensar, sentir y hacer.